Aunque todas las drogas ya sean depresivas o estimulantes afectan el bienestar general de las personas, la cocaina es sin duda una de las drogas más adictivas y con peores efectos secundarios a nivel psiquiátrico y físico.

Sin embargo los efectos negativos sobre la apariencia física especialmente en los dientes es muy común al consumir este tipo de droga.

Cocaina efectos en dientes cuando se aplica en la boca

Los adictos usan la cocaina en diferentes formas (ver métodos de consumo) y uno de ellos es frotar la cocaina en las encías.

Aunque el uso de la cocaina por cualquier método  no es una sabia decisión, cuando esta se frota en las encías, puede ser extremadamente peligroso para los dientes.

Cocaina Efectos y causas de daños en los dientes

Para empezar la cocaina callejera contiene muchos ácidos debido a los ingredientes de corte los cuales aumentan su acidez al contacto con la saliva.

Esto causas erosión en el esmalte de los dientes. A medida que esta erosión avanza los dientes se hacen mas sensibles causando incomodidad al ingerir alimentos fríos y calientes.

Además, la erosión y  resequedad de la boca hacen que las caries aparezcan muy  fácilmente debido a la desaparición de la protección primara del diente con el uso continuado de la cocaina.

Otra condición que causa efectos negativos en los dientes son los movimientos involuntarios de mandíbula (condición que se presenta frecuentemente en los cocainómanos).

En algunos casos pueden desencadenar en bruxismo (rechinar de dientes debido a movimientos involuntarios de la mandíbula) lo que puede causar dolor de cabeza crónico, deformaciones faciales, fracturas en los dientes y erosión del esmalte dental.

Efectos de la cocaina fumada en los dientes

Cuando el usuario consume cocaina fumada en forma de basuco, crack o base libre, los residuos del humo causan daños aun más severos en las encías, esmalte y nervios de los dientes.

La combinación  de los efectos de la cocaina, la reacción con la saliva, la mala alimentación y la falta de tratamientos dentales preventivos, a consecuencia del estado psicológico de adicto, aceleran enormemente la perdida de los dientes y enfermedades subyacentes.