Casi todos los profesionales y “expertos en adicciones” describen los efectos de la Cocaina durante el sexo de forma superficial. Sin embargo, lejos de promover la disminución en el consumo lo que hacen es perder credibilidad,

…porque?

Simple, si usted tiene un experiencia sexual bajo los efectos de la cocaína,  y resulta que es mucho pero mucho mas intensa de lo que hasta ahora ha leído o le han dicho por hay, usted tiende a creer lo contrario en relación a sus efectos negativos… la razón? no la se; pero posiblemente tendrá que ver con un aspecto común en la personalidad del adicto.

Como es

En una rumba, el interés y la ansiedad solo se centra en la próxima dosis, por lo menos en su inicio.

Sin embargo, a pesar de todos los mitos que dicen que la cocaina inhibe el sexo,  lo real por lo menos en mi caso; es que a medida que consumo mas, la Cocaina crea un estado de hipersexualidad que aumenta el deseo y la morbosidad.

Las ganas de sexo se tornan  intensas y dificiles de controlar. Se podría decir que son como oleadas de deseo y estas pueden aparecer al final del consumo o en la mitad hablando de una noche de juerga.

La cocaina aumenta mi placer sexual

Los orgasmos a mi parecer no son tan espectaculares y el sexo en si no es fuera de lo normal. Pero, en algunas ocasiones puede ser extremadamente duradero y placentero  si se apoya con viagra.

Supongamos que comienzo a consumir Cocaina a las 8 pm y me voy de juerga larga. Durante toda la noche, el deseo aparece intermitentemente.

Ahora, digamos que dejo de consumir a las 2 de la tarde del día siguiente,.

El deseo no para hasta que me vaya a dormir. Inclusive, después de haber terminado el consumo, puedo tener sexo durante largo tiempo y de forma muy placentera,

Claro, esto puede variar de de acuerdo a las circunstancias  y depende también del grado de adicción, pero podría decir que es un factor muy común y casi inherente al consumo.

Pero si esto es tan bueno, en donde esta lo malo?

Lo malo es que cada vez,  las rumbas son más frecuentes y largas.

Llega un momento en el que solo espero la oportunidad para salir de juerga. También he perdido el interés en las relaciones normales, ya que carecen de esa sensacion de hipersexualidad que se ha vuelto tan esencial en esta actividad.

Esto afecta la relación de pareja (si todavía existe) y los recursos económicos. Las rumbas son costosas, sobre todo con sexo incluido (No he visto el primer cocainomano que no pague por sexo).

Ademas se debe pagar un sitio para ir a consumir, comprar la Cocaina y considerando el tiempo improductivo, esto suma y va dejando un gran hueco en el bolsillo.

Por ultimo, a medida que aumenta la adicción, uno se puede tornar menos exigente en cuanto a la compañera de rumba, pues en ese estado de “hipersexualidad”  cualquier mujer termina siendo deseable, con los consiguientes riesgos de seguridad y salud.

Si desea saber mas vaya a cocaína y sexo aqui 

Cocaina efectos potenciadores en el sexo

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR